RSS
Minientrada
20 Mar

Calidad y rapidez son dos términos antagónicos en el ámbito de la traducción. Las traducciones urgentes suelen ser también extensas o, al menos, demasiado extensas para su correcta ejecución en un tiempo limitado.

Es cierto que existe la costumbre, muy difundida entre las agencias empresas de traducción, de distribuir el trabajo a realizar entre varios traductores. Pero, pese a la especialización y al hecho de atenerse a referentes comunes (glosarios, diccionarios, memorias de traducción anteriores, información empresarial, etc,) de los traductores, es evidente que en la traducción final siempre aparecerán matices residuales que nunca podrán aportar el grado de homogeneidad de las traducciones realizadas por un único traductor.

Así, el tiempo ahorrado al emplear un equipo de traductores se convertirá, a su vez, en una nueva pérdida de tiempo, al hacerse imprescindible una meticulosa labor de honogeneización, además de las tareas de revisión y corrección habituales.

Traducciones urgentes: el pez que se muerde la cola

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 20 marzo, 2012 en Opinión, Sin categoría

 

Etiquetas: ,

Una respuesta a “Traducciones urgentes: el pez que se muerde la cola

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: